¿cuidamos a las personas mayores?

No comments

jun
2016
07

manos-660x330_0Las personas mayores contribuyen de distintas maneras al desarrollo económico y social. Sin embargo, se las sigue discriminando y excluyendo de la sociedad. La contribución al desarrollo social y económico empieza por cuidar de los ancianos, responder a sus necesidades y despertar una mirada compasiva hacia quienes han sido los constructores de este presente. Con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, 1 de octubre, se recuerda a quienes necesitan compañía y vivir con dignidad esta última etapa de su vida. En este artículo se indica que la esperanza de vida sigue en aumento, se muestran las capacidades de las personas mayores, se aportan cifras de la realidad que viven y se proponen formas de colaborar con ellas.

La esperanza de vida sigue en aumento

Entre 2000 y 2050 la cantidad de personas de 80 años o más aumentará casi cuatro veces hasta alcanzar los 395 millones

En la actualidad, casi 841 millones de personas son mayores de 60 años. Para 2050, se espera que las personas de 60 años o más lleguen a 2.000 millones, esto es, más del 20% de la población mundial. La esperanza de vida sigue aumentando y, por tanto, la población mayor de 60 años crece. Sin embargo, la atención que se presta a los mayores no se incrementa en la misma proporción. El 80% de estas personas vivirá en países de ingresos bajos y medios.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en el transcurso de medio siglo, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2.000 millones. Entre 2000 y 2050 la cantidad de personas de 80 años o más aumentará casi cuatro veces hasta alcanzar los 395 millones.

Es un acontecimiento sin precedentes en la historia que la mayoría de las personas de edad madura e incluso mayores tengan padres vivos, como ya ocurre en nuestros días. Esto significa que una cantidad mayor de niños conocerán a sus abuelos e incluso a sus bisabuelos, en especial a sus bisabuelas, debido a que las mujeres viven por término medio entre seis y ocho años más que los hombres.

El aumento de la longevidad, en especial en los países de ingresos altos, se debe en gran medida al descenso en el número de muertes por enfermedades cardiovasculares y a la mayor cobertura y eficacia de las intervenciones sanitarias.

Llegar a anciano sintiéndose solo

Las personas mayores son especialmente vulnerables y necesitan el apoyo de familiares y amigos, a veces para cubrir sus necesidades más básicas y, otras, para no sentirse solas. Según la última Encuesta Continua de Hogares publicada en abril de 2015, en España el 22,6% de las personas mayores de 65 años viven solas, es decir, 1.805.600 personas. De ellas, el 72,5% son mujeres.

Según el INE, el 22,6% de las personas mayores de 65 años viven solas

La Fundación Amigos de los Mayores trabaja en España desde 1987 para paliar la soledad, el aislamiento y las carencias de las personas mayores que viven solas. Lo hacen a través de diferentes actividades de acompañamiento y del trabajo de muchos voluntarios.

Este año, con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, han lanzado la campaña “Las cosas que tenemos en común no dependen de la edad”, para demostrar que a los mayores también les gusta la pintura, la música, el teatro, la buena cocina y cultivar verduras en huertos urbanos.

Red de apoyo asistencial a los mayores

Se prevé que de aquí al año 2050 la cantidad de ancianos que no puedan valerse por sí mismos se multiplicará por cuatro en los países en desarrollo.

La Fundación Amigos de los Mayores pone en contacto a voluntarios y personas mayores que se sienten solas

Muchos mayores de edad muy avanzada pierden la capacidad de vivir de manera independiente, porque padecen limitaciones de la movilidad, fragilidad u otros problemas físicos o mentales. Muchos necesitan alguna forma de asistencia a largo plazo, que puede consistir en cuidados domiciliarios o comunitarios y ayuda para la vida cotidiana, estancia en residencias o en hospitales. Además, según datos de la OCDE, un 25% de los españoles mayores de 65 años se encuentra por debajo del umbral de la pobreza.

En este sentido y por los datos aportados, el sistema debe disponer de una red de recursos asistenciales suficiente: centros de día o de noche, residencias permanentes o temporales, así como personal especializado en los recursos geriátricos y gerontológicos en el sistema sanitario y en los servicios sociales. Y lo que es más importante: seguir teniendo como reto la prevención y promoción de los hábitos saludables de manera precoz, además de cumplir la Carta Europea de los Derechos y Responsabilidades de las Personas Mayores.

¿Qué más se puede hacer por las personas mayores?

Más allá de este Día Internacional de las Personas Mayores que se celebra cada 1 de octubre y en el que se organizan múltiples actividades, a lo largo del año se puede apoyar esta causa de otras maneras:

Visitar a los padres, abuelos u otras personas mayores que vivan cerca.
Unirse como voluntario a una organización que apoye a personas mayores para luchar contra la soledad.
Hacerse socio o donante de una organización que atienda a personas mayores como socio o donante.
Escuchar a los mayores. Para ello, basta con sentarse en algún banco junto a una persona mayor y preguntarle cómo está y dejar que cuente sus historias.
– See more at: http://www.consumer.es/web/es/solidaridad/proyectos_y_campanas